Riding Hero

Todos dicen que este sucedáneo de Hang-On es abominable. Todos menos yo: IA odiosamente competitiva y, en realidad, motivo de mi disfrute. Además, ¡inesperado modo RPG!

NAM 1975

NAM se ha convertido en uno de mis títulos favoritos gracias a su jugabilidad arrolladora, la de un clásico que no precisamente pocos, cegados únicamente por el coleccionismo más enfermizo, no han sabido valorar estos últimos años de locura retro.