Opinión multiestación Domyos Home Gym Compact de Decathlon

Llevo dos semanas probando uno de los artículos más deseados de Decathlon desde que la pandemia de 2020 cambió nuestras vidas: la multiestación de Domyos. O como ellos la llaman, el aparato de cargas guiadas Home Gym Compact.

En esta unidad disponemos de un press de pecho sentado y butterfly, más todo el repertorio clásico de las poleas alta y baja. Como internet está repleta de ejercicios y rutinas de entrenamiento, acompañadas por vídeos demostrativos más claros que las fotos que pudiera compartir (tampoco me apetece grabarme, y menos haciendo posturitas), voy a pasar a mis apreciaciones personales sobre la máquina, construcción, precio… contestando a cosas que me han ido preguntando.

Dejo comentarios abiertos para que cualquiera pueda plantear sus dudas o dar su opinión de forma respetuosa.

Índice

Mi historia (puedes saltártela)
El que no corre, vuela
Fácil montaje
¿Solamente 60 kilos?
¿Da resultado?
Si te gustan las jaulas, ¿por qué compras una multiestación?
¿Se le puede añadir más peso?
Construcción y sensaciones

Mis trucos, mejoras y consejos:
¡Pues mi máquina se atasca y cruje! ¿Qué hago?
Aumentar resistencia en el press de pecho
Cómo aumentar el peso en incrementos inferiores a 5 kilos

Mi historia (puedes saltártela)

Si has llegado aquí por casualidad y no me conoces de nada, te doy varios datos antes de pasar a mis impresiones. Ante todo, se trata de un producto que he comprado para uso personal, soy un tipo corriente al que no le ceden ni regalan los artículos que prueba.

Por otra parte, no soy un usuario novato, pero tampoco voy paseando un físico portentoso. Tengo 37 años, mido 1.80, peso 77 kilos (suelo oscilar entre los 74-78) y entrené en gimnasios desde los 17 a los 25. A partir de ahí, comencé a combinar entrenamientos en gimnasio, casa y calle, pasando por épocas en las que no pisé gimnasio alguno.

Correr y pasear por la montaña, probando rutas desconocidas y sorprenderme con nuevos lugares fotografiables, me resultaba mucho más gratificante que el cardio anodino en una sala abarrotada. Además, ir al gimnasio suponía (cuando iba) varias horas en desplazamientos semanales, por lo que me fui aficionando a realizar ejercicio en casa (cada vez más), o en parques aprovechando los días que salía a correr.

Acabé montando mi gimnasio casero en torno a una multiestación Marcy 3100 como elemento principal. Más completa que el producto actual de Domyos y Decathlon, pero tan voluminosa que acaparó el espacio que dedicaba a otras aficiones. Es esa máquina, que en pocos años acabé desmantelando por falta de sitio, mi referencia principal para valorar la HG Compact de Domyos, y no las unidades profesionales de gimnasio.

Aquí la puedes ver, exactamente igual a la que tuve en 2009 ó 2010. Se sigue vendiendo por unos 600-700 euros. La compré en aquella época por 300 euros con 70 kilos en discos y envío incluido, nueva, en Fitness Boutique. Entonces no comprendía un precio tan bajo y, con mi experiencia actual, todavía menos. Fue un chollo espectacular.

Si te cabe en casa, y tú en ella, la sigo considerando una máquina muy válida que cubre todo lo esencial. Pero mi vida cambió…

Mi situación en 2021 es la siguiente: llevaba unos tres años sin entrenar (motivos personales) y, cuando me decido a volver al gimnasio porque ya no dispongo de equipo en casa, una pandemia pone nuestro mundo patas arribas. En esos años de inactividad subí a 100 kilos, es verano de 2019 cuando me peso llevándome un susto tremendo. Bajé hasta los 75 kilos en seis meses a base de carreras y caminatas, peso que mantengo (más o menos) desde febrero de 2020.

Aunque he recuperado salud y vitalidad, y mi resistencia también es considerable, no estoy fuerte. Mi cuerpo lleva muchos meses pidiéndome algo más que cardio y flexiones.

El que no corre, vuela

La HG Compact se agota cada vez que aparecen nuevas unidades, cacé la mía a las 6 de la mañana aproximadamente.

Ahorré 20 euros comprándola reacondicionada, un descuento por una máquina completamente nueva y la misma garantía de 2 años en piezas. ¿Por qué? Porque su caja estaba magullada, supongo que lo suficiente para que Decathlon pase de líos (prefiero no pensar en las exigencias desmedidas de determinados clientes). Leed bien antes de comprar, hay diversas categorías de reacondicionados: nuevos (caja en mal estado) y devoluciones con desperfectos cosméticos.

Reacondicionada o no, tras dos semanas insistiendo, lo que menos me importaba era el estado de su caja, compré lo que encontré. Pagué el domingo 14 y llegó el viernes 19. No son las 48 horas que creo recordar anunciaban, pero no me voy a quejar a Decathlon, no me parece exagerado para un paquete tan fastidioso de trasladar.

Se entrega en tres paquetes. Uno de ellos es la estructura y el resto son las pesas, por lo que serían unos 70, 25 y otros 25 kilos, respectivamente. No viene especialmente bien protegida, pero tampoco es un artículo frágil, su integridad no peligra durante el traslado.

El precio del envío fue de 29,99 y la subieron a casa. Adjunto unas fotografías de las cajas y su estado.

Fácil montaje

Las instrucciones de montaje son perfectas hasta alcanzar uno de los últimos pasos, donde estoy convencido de que añaden piezas imaginarias. Da igual, si alguien tiene problemas para colocar la rejilla de tela que cubre la parte trasera, el vídeo (aquí debajo) facilitado por Domyos es bastante claro. Sin embargo, en el vídeo se olvidan de cubrir con tela dos esquinas que segundos después sí aparecen bien cubiertas, pero no creo que tengáis ningún problema.

He montado muebles de Ikea más complicados que esto. Lo hice en 3 horas siguiendo el manual con toda la calma del mundo y sin ayuda. No es necesario, pero recomiendo un par de manos extra para colocar la barra vertical delantera (donde va el respaldo): me da miedo que a alguien se le escape mientras la está atornillando a la base. Con dos personas siempre es más seguro, rápido y divertido.

Buen detalle separar la tornillería por pasos de manera que no puedas mezclarla, ¡ya viene físicamente separada para cada paso! Domyos, te doy un 10.

¿Solamente 60 kilos?

La pregunta clave que todo el mundo se hace. ¿Son 60 kilos carga suficiente? Pues depende de la persona, de los objetivos y del ejercicio.

Si estás enorme porque acostumbras a entrenar, tú sabes mejor que nadie cuánto peso levantas, así que poco puedo contarte que no sepas. Si no has entrenado antes, 60 kilos es una carga tremenda, aunque el press de pecho podría quedarse corto en unos meses. Y si ya estás en buena forma, más de lo mismo: entrenarás perfectamente unos ejercicios, pero estaría bien buscar alternativas para ejecutar otros.

Por ejemplo, no hace falta ser un gigantón para mover 80 ó 90 kilos en un press de banca tradicional, los levantaba de chaval sin estar hecho una bestia. Esta HG Compact queda bastantes kilos por debajo de esa cifra y, siendo uno de los ejercicios básicos estrella, ya entraba en mis planes añadir banco regulable, barra y jaula (o rack) en cuanto libere otra esquina de casa. Era una de mis partes favoritas de mi máquina anterior, conservé varios discos con la idea de aprovecharlos algún día.

Esto no debería entenderse como un parche porque la multiestación no cumpla con su cometido. Si espacio y presupuesto no limitasen vuestro gimnasio casero, ¿descartaríais la compra de una bici de spinning porque ya tenéis una cinta de correr? La mayoría de vosotros, seguro que no. Esto es exactamente igual. Me encanta entrenar en una multiestación, pero también disponer de otras opciones. Añadir nuevos elementos es un paso lógico para dar variedad a mi entrenamiento y hacerlo más divertido.

¿Da resultado?

Si pretendes ganar masa muscular, definir y mantenerte en buena forma, una pila de 60 kilos es más de lo que parece, sobre todo si lo combinas con otros ejercicios (flexiones, dominadas, sentadillas…) y juegas con la posibilidad de hacer más repeticiones.

Al contrario de lo divulgado durante un buen puñado de décadas, las últimas evidencias científicas indicarían que el desarrollo muscular es similar tanto si vas al fallo con mucho peso y pocas repeticiones, como si lo promueves a base de más repeticiones con menor peso. Si el músculo trabajo bien, crece.

Por favor, no mates al mensajero, yo no soy entrenador: busca información y decide por ti. También debo señalar que nunca he anhelado crecer, sino sentirme en buena forma, que mi cuerpo responda cuando se lo pida y estar ágil. Esa era mi mentalidad a los 17 y vuelve a serlo a los 37. Mi objetivo probablemente sea distinto al tuyo.

Si te gustan las jaulas, ¿por qué compras una multiestación?

En parte, por lo que ya he expuesto: variedad. Me gustan las multiestaciones, me divierto mucho entrenando en ellas y, el niño inventor que hay en mí, disfruta observando ese circuito de cables y poleas, son como un gran juguete.

Además, considero que las poleas transmiten una sensación muy agradable, proporcionan tensión durante todo el recorrido y me ayudan a ser más consciente de los tiempos. Cuando uso poleas, libero la carga más despacio haciendo arder mi musculatura, controlo mucho más. ¿Por qué? No lo sé.

Dicho esto, una jaula más banco ajustable, barra, discos y juego de mancuernas, cubren todo lo que necesitas para ponerte como una fiera. De hecho, a un usuario intermedio que no se vaya a lesionar cometiendo errores de principiante, le recomiendo empezar directamente por una jaula. ¿Por qué yo no lo he hecho? Porque no tengo sitio para barras olímpicas de 1,50m, más hueco extra a cada lado para cargar discos. Y así será durante unos cuantos meses más.

Comprendo perfectamente la situación que vivimos, pero no voy a pagar 500 ó 600 euros por las mismas estructuras genéricas que antes se vendían por bastante menos de 300. Ansiaba reactivar mi cuerpo ya, y la multiestación de Decathlon es increíblemente compacta y bastante económica. Teniéndola ya en casa, no hay prisa por conseguir el resto del equipo.

Puedes ver el panorama en Amazon aquí mismo: Jaulas de musculación.

Nota: a una jaula también se le pueden añadir poleas con un complemento en forma de columna (algunas con precios por las nubes, como casi todo en pandemia) o colgar cables de un modo más barato y rudimentario.

¿Se le puede añadir más peso?

No. O sea, sí, pero no. Eh… Si lo haces, es bajo tu responsabilidad. Prefiero que no hagas tonterías, pero voy a ser completamente honesto.

En mi opinión, la estructura no es de inferior calidad a la de máquinas que permiten unos cuantos kilos más. La estructura de mi vieja Marcy 3100 era más estable porque disponía de un arco, pero no más sólida. Y aquella máquina me la vendieron con 70 kilos en discos, más la opción de añadir otros 20 kilos, sumando un total de 90 como carga máxima recomendada.

Más datos. En cuanto al cableado, es otro de los recambios que también conservo de mi antigua Marcy junto a las poleas. Esos cables que debían resistir hasta 90 kilos de estrés, presentan un grosor estándar de medio centímetro, el mismo diámetro que en la HG Compact de Domyos y que el de otras muchas máquinas que toleran bastante más carga.

Es más, es muy probable, aunque no puedo demostrarlo (cógelo con pinzas, ¿vale?) que el modelo antiguo de Decathlon que se vendía en dos versiones (60 ó 90 kilos), use cables de la misma calidad, grosor y resistencia que el actual. Y si buscamos en Aliexpress cables para máquinas de musculación, prácticamente todos deberían resistir 100 kilos. Dudo mucho que el cable actual de Decathlon sea peor que un cable cualquiera de Aliexpress.

Sí. Creo que la estructura resiste más peso. Sí, creo que el cableado también lo soportaría. Pero es algo que hoy por hoy no voy a intentar: la máquina es suficiente para mí y está en garantía, no le voy a hacer nada raro. Ya habrá tiempo para experimentos.

Construcción, estabilidad, sensaciones…

Como acabo de comentar, la estrutura me parece de muy buena calidad, muy resistente. Creo que al ser un diseño tan compacto, los vídeos y fotografías inducen a error. Da la impresión de que la estabilidad se va a resentir por su reducida superficie de apoyo, especialmente al contar con una base delantera tan minimalista. Ciertamente, era mi primera preocupación, pero soporta perfectamente a un adulto medio, tanto sentado, como de pie, tirando de ella.

Otra de mis preocupaciones era el recorrido de las poleas, surgida por los comentarios de otros compradores. Con mi estatura (1.80) obtengo una buena movilidad, a la pila de pesas le queda margen suficiente para no chocar con el tope superior. Pero he querido ir más allá, he estado haciendo pruebas agachándome un poco. ¿Qué pasaría si midiera 15cm menos? Pues efectivamente, en algunos ejercicios, como el pullover en polea alta, sí alcanzaría el límite antes de completar correctamente el movimiento…

Ahora bien, dudo que eso no se solucione añadiendo una cadena que proporcione varios centímetros más de recorrido. La incluye: cadena metálica de varios eslabones y también una extensión de cable.

Bajando el asiento a su posición inferior (hay tres niveles), ejecuto el jalón al pecho perfectamente, estirando la totalidad de mis brazos sin encogerme al agarrar la barra, ni viéndome obligado a inclinarme demasiado al tirar. Creo que alguien ligeramente más alto que yo también se sentirá cómodo, diría que hasta 1.85 es una altura perfecta. Más allá de eso, ni idea.

Quizá para la extensión de cuádriceps, me habría gustado disponer de rodillos un poco más amplios. Mi tren inferior está más desarrollado que el superior, ese espacio se me antoja ligeramente estrecho, pero no incómodo. Al tratarse de un mecanismo simple (una barra con dos espumas a los lados), esto es algo que mejoraré en el futuro con una barra más larga y espumas más grandes para apoyar mejor las piernas.

Mi queja anterior no tiene relación con el tamaño del asiento, para mí es suficiente y encaja muy bien en cualquiera de las tres alturas, no se mueve ni un milímetro.

Básicamente, todo lo que he probado o inventado fue satisfactorio. Tal vez, otro ejercicio al que le podría poner una pequeña pega, sería el remo. Se puede llevar a cabo de pie, inclinando la espalda hacia adelante, pero estoy acostumbrado a hacerlo sentado, ya sea en un asiento (en esta máquina no es posible) o en el suelo. El inconveniente es la base, falta un buen apoyo para los pies, de manera que al tirar hacia el pecho no arrastremos la máquina.

Claramente, no se diseñó para hacer remo desde el suelo, pero me gusta tanto que no deseo descartar este ejercicio. Temporalmente, lo hago apoyando los pies en la minúscula superficie disponible. Más adelante diseñaré alguna pieza para acoplarla a la base, imitando otras estaciones, como la de Adidas.

En resumen, la HG Compact de Domyos no sufre, no cruje, ni chirria, lo dejo todo bien claro por algunas de las opiniones vistas en la web de Decathlon. Ah, tampoco la puedes volcar a menos que te lo propongas (opino que costaría bastante). No hace ruido, me permite entrenar de madrugada sin molestar a nadie. Y es increíblemente suave, la carga se desplaza sin fricción.

Carece del confort de una estación de mil o dos mil euros, pero sólo son cables y poleas: si está bien montada y no hay piezas defectuosas, funciona tan bien como una máquina profesional. Sí, lo digo en serio.

Muy resistente, bien construida, acabados muy buenos, compacta y elegante, me tiene enamorado, no la veo como un estorbo cuando no está en uso, y no he tenido que darle una habitación entera, es un elemento más en una esquina, al lado de la mesa del ordenador. Aún así, echo de menos no tener un banco regulable para ejercitarme con barra y mancuernas (mi máquina anterior era muy completa), lo añadiré en el futuro.

Esta vez, la gran ventaja será que al no formar parte de la misma máquina, todo eso lo podré colocar en otra zona; no me quedará una máquina enorme y odiosa.

Mis trucos, mejoras y consejos (1): ¡Pues mi máquina se atasca y cruje! ¿Qué hago?

La estructura soporta correctamente los 60 kilos, si alguien tiene problemas de crujidos, golpecitos que no sabe de dónde vienen, movimientos poco fluidos… Vamos por partes.

Las poleas que quedan a la vista tienen unas cubiertas que hacen de guía para el cable, pero como están sueltas, el cable las golpea y hace que se tambaleen. Aunque no es un ruido preocupante, ni demasiado molesto, yo he retirado estas cubiertas de la polea alta y de la polea baja. Nunca se me salió el cable en otras máquinas, así que no veo motivo para que me ocurra en ésta, mis ejercicios son muy controlados.

Actualización 05/04/2021: también he retirado las cubiertas de las poleas del mecanismo para el pecho. Mis poleas son más grandes que las originales, es altamente improbable que el cable se salga.

Otro ruido extraño, porque parece que la estructura cruja, pero no es así, se debe al cable. Si en el desplazamiento se escuchan varios “crac, crac, crac”, es posible que el cable no esté bien enderezado y cada pocos centímetros dé un latigazo para recolocarse y recuperar su posición. Esto no tiene relación con apretar los tornillos de las poleas (de hecho, no necesitan fuerza extrema), es simplemente el cable “luchando”, volviendo a su posición. La única solución es aflojarlo y colocar de nuevo, sin forzar su caprichoso recorrido.

Las poleas no son muy buenas pero sí adecuadas para su precio. El molde del que salieron es bastante irregular, todas presentan excentricidades en su rotación, no giran libremente (subiré una comparativa con las poleas de mi máquina anterior) y cuesta mucho lubricar su rodamiento interno (se accede levantado la pieza central, es como una tapa, pero el 3 en 1 no penetra bien por la rendija). Aún así, salvo casos muy graves, no deberían causar ningún problema.

He sustituido la mitad de las poleas por otras de mayor calidad. La diferencia es enorme al hacerlas girar fuera de la máquina (os dejo un vídeo), pero no lo suficiente cuando están instaladas, así que esta mejora sería opcional, sólo recomendable si tus poleas funcionan realmente mal. En cuanto cargas un poco de peso, el rendimiento es similar en ambas, aunque me parece que al ver el vídeo todo el mundo querrá cambiarlas. La negra era de la Marcy 3100 y la roja es de Domyos.

Lo que en mi caso entorpecía la fluidez, eran las pesas: los agujeros de 5 unidades (un paquete completo) no estaban bien acabados, sobraba plástico que rozaba con las barras de metal. Si alguien sufre este problema (arruina la experiencia), debe limar los agujeros de las pesas o que Decathlon le facilite otro conjunto. Tened cuidado, me corté extrayendo la rebaba con unas tijera… :lloro:

Personalmente, no veo necesidad de lubricar el cable, solamente las barras de metal que guían las pesas y el rodamiento interno de las poleas (si es que lo consigues), así como toda la parte móvil del pecho: cualquier metal que gire en el interior de otro.

La máquina bien montada transmite una suavidad IMPRESIONANTE, especialmente en el press de pecho, polea alta y polea baja. La apertura/contracción de pecho ya implica más elementos móviles y ahí una máquina profesional sí se nota superior, pero en general, nada que envidiar. Si tenéis dudas, dejad un comentario.

Mis trucos, mejoras y consejo (2): Aumentar resistencia en el press de pecho

Me encanta hacer flexiones y un modo de complicarlas es rodeando tu espalda con una banda elástica. ¿Se podría aumentar la resistencia del press de pecho partiendo de la misma idea? Sí, y sin hacer nada peligroso para la integridad de la máquina.

A mí me ha funcionado de maravilla, pero yo todavía no estoy fuerte y noto bastante cualquier refuerzo extra por pequeño que sea. La banda elástica que mejor me funciona es una de Decathlon que ya no venden, muy larga, recubierta de tela pero distinta al modelo actual.

Primero, me he deshecho de las empuñaduras para quedarme sólo con la banda elástica. Después, la he pasado por detrás del respaldo, por encima de donde quedaría mi cabeza, y la he atado en la barra vertical que hay en frente. El movimiento es muy agradable, me ha gustado tanto que he sacrificado mi otra banda elástica y también la he colocado.

No sé cuánta fuerza están ejerciendo esas dos bandas después de darles varias vueltas a cada una y atarlas, pero merece MUCHO la pena que lo probéis. Insisto en que no perjudica al desplazamiento, es igual de suave pero supone un reto superior.

Cuando tenga ocasión, pediré unas bandas elásticas de Aliexpress.

Mis trucos, mejoras y consejos (3): Cómo aumentar el peso en incrementos inferiores a 5 kilos

Si dominas el peso seleccionado, pero un incremento de 5 kilos te supone demasiada fatiga, puedes graduar el salto de un peso a otro con incrementos más pequeños. Sólo tienes que colocar 2 ó 3 kilos sobre la pila de pesas.

La mejor manera que se me ocurre es con lastres de tela rellenos de arena, los que venden para muñecas y tobillos: unes sus velcros y los sitúas sobre la pila de pesas, dejando que cada uno cuelgue por un lado, bien equilibrados. Si están puestos correctamente no deberían caerse, pero tampoco pasaría nada porque son blanditos.

Recomiendo dos unidades de 1kg o 1,5kg cada una, que ambas pesen lo mismo. También es posible colocando dos discos de mancuernas unidas por una cadena o cuerda, pero me gusta más el lastre de tela. Dejo fotos.

En Amazon hay un buen repertorio, pincha aquí.

Y en el futuro, si se me ocurre algún consejo de uso o mejora, ya actualizaré. Lo dejo aquí, estoy encantado con la máquina.

0 comentarios sobre “Opinión multiestación Domyos Home Gym Compact de Decathlon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s