Pole Position: Remix

Lo primero que debo aclarar es que estamos ante un juego aparecido en 1982. ¿Qué significa esto? Pues significa que si jamás has tocado un ordenador o consola de 8bits estarás malgastando tu dinero porque serás incapaz de comprender la filosofía del videojuego que tienes delante. ¿Conociste los videojuegos de los 80? Bien, entonces esta reseña te interesa, y este juego también.

La primera partida fue una pesadilla, el método de control inicial es injugable. Antes de empezar a jugar es obligado entrar en el menú de opciones y seleccionar lo siguiente: dirección del vehículo mediante deslizamiento y aceleración pulsando el pedal (no son las palabras exactas que aparecen en pantalla pero sabrás qué elegir). Una vez hecho esto la cosa cambia una barbaridad…

¡Así sí! Después de realizar esos ajustes Pole Position es el juego más adictivo que llevo conmigo. Como buen arcade del pasado, sólo importa la puntuación. Los pilotos rivales no son más que bultos introducidos aleatoriamente para entorpecer nuestra progresión, no influyen en la posición de carrera pero debemos esquivarlos para que no reduzcan nuestro ritmo o colisionen contra nosotros (perderemos tiempo y tardaremos unos segundos en recuperar la velocidad punta). Rivales los hay de dos tipos, pacíficos y kamikaces; los distinguiréis por su color.

¿Resultado? Un adictivo ejercicio de reflejos evitando obstáculos a gran velocidad con el control táctil más preciso que he visto en PDA o teléfono (táctil) alguno. Recuerda, olvida a los demás vehículos, no es un juego de carreras moderno, sólo céntrate en ser rápido y no tocar a nadie, te aseguro que esta simple fórmula es divertida a rabiar. Apartado técnico flojo (la puesta a punto ha sido mínima), jugabilidad EXCELENTE, precio ligeramente elevado.

Lo adoro. Casi me ha devuelto a mis tiempos con el Continental Circus de Spectrum, mi primer juego de carreras con su preciosa cajita de cartón. Oh, si pudiera recuperarlo…

Puntuación: 8

¿Alternativas? En el momento de escribir esta reseña no conozco el catálogo de juegos del iPhone, llevo poco tiempo usándolo (y no sé si termina de convencerme, en serio), no sabría qué otros juegos de velocidad recomendar. Sólo un Hang-On «Remix» de Sega podría separarme de Pole Position.