El juego portátil: ¿género o invención?

No es la primera vez que hablo de este tema.

Hace tiempo que dejé de diferenciar entre juegos de sobremesa y juegos para portátiles. Los juegos, juegos son, unos más buenos que otros, pero juegos al fin y al cabo. Cuando las consolas portátiles no podían mover más de cuatro sprites y un par de planos a la vez, era normal que los programadores recurrieran a fórmulas sencillas como los puzzles o los plataformas de corte clásico que abarrotoban el catálogo gameboyero con supermarios y megamanes a la cabeza. Así como el género de los First Person Shooters se asoció durante tantísimos años casi exclusivamente a la plataforma PC, entiendo perfectamente que en otro tiempo, al disponer de hardware portátil tan limitado, se llegara a pensar que estas maquinitas estaban destinadas a juegos de simpleza insultante e ínfima duración. Descripción que tampoco es cierta ni del todo justa, pero a grandes rasgos, es la creencia general.

A estas alturas, bajo mi punto de vista, es una tontería considerar a Lumines un juego portátil (mi favorito de PSP) y argumentar que Daxter o Tekken no lo son. Si la cruceta de tu PSP no está tarada, Tekken puede ser tan directo y adictivo como el Tetris original, la única barrera son tus propios prejuicios sobre lo que debería ser o no un videojuego considerado portátil. Si hiciéramos caso a tales afirmaciones, los RPG’s, género adorado por la inmensa mayoría de usuarios portátiles, no tendrían éxito: son largos, muy largos y, sobre todo, lentos, muy lentos. Precisamente, ese género del RPG, tan querido por muchos de los detractores de PSP, no encaja ni por asomo en la descripción que estos nos venden sobre lo que un juego portátil debe ofrecer: un reto sencillo, objetivo claro y acción rápida, sin vídeos, textos interminables ni desarrollo tedioso.

Como siempre he defendido, la gracia de PSP es ofrecer, por vez primera en el terreno portátil, entornos 3D consistentes y una pantalla de lujo (pese a su refresco) para maravillarnos con las mejores 2D jamás creadas. Mi colección actual está formada por 19 títulos, la mitad de ellos se juegan de izquierda a derecha o de arriba a abajo, es decir, son planos, lineales, son 2D y otros 7 están en camino. No está mal para una consola que supuestamente sólo recibe ports de PS2 y, por tanto, no posee juegos portátiles. Sí, Nintendo DS se lleva la palma con Mario, Sonic, Contra, Castlevanias, etc… No todos tienen la calidad que yo desearía, pero ahí están, haciendo contrapeso en el lado opuesto de una balanza cargada de entrenadores anales y animales.
¿Por qué lo bidimensional goza de tan buena salud en la portátil de Nintendo? Para mí la razón es muy simple: un juego en dos dimensiones actual siempre será más bonito que hecho en tres dimensiones de bajo presupuesto. Hubo una época en la que los juegos 2D también fueron «cutres», pero los 80 ya quedan muy lejanos. Ahora, como ya he comentado, un juego malo 2D tiene mejor aspecto que uno malo en 3D, y hacer juegos 3D malos en DS es un suicidio, porque el resultado no es malo, sino lamentable. Si quisiera crear un juego tipo GTA, me decantaría por PSP porque es la única opción viable para presentar un producto en condiciones. En cambio, si pretendo hacer un clon 2D de Mario, tal vez apostaría por DS porque no encontraría tantas limitaciones técnicas en un juego de ese estilo y el número de posibles compradores es muy superior.
A todo esto y retomando el tema de esta entrada, mantengo que ya no existen los juegos destinados a consolas portátiles, ni géneros exclusivos de sobremesa. Con PSP lo he pasado igual de bien jugando con Ace Combat X que con LocoRoco, lo mismo que con MegaMan Maverick Hunter X y Syphon Filter, o Lumines y Ridge Racers. Cuando he tenido que parar de jugar, he puesto la consola en reposo y he seguido en otro momento.

3 comentarios sobre “El juego portátil: ¿género o invención?

  1. Sin olvidar que sufro lesiones y he causado mutilaciones con cada UMD que salió despedido de esa misma máquina que a los quince minutos quema en las manos, se queda sin batería en dos horas y mide un centímetro más que GBA, ¿cómo voy a transportarla con esas dimensiones?Pero hay más. En una partida de cinco minutos, uno lo paso peinándome mientras carga y los cuatro restantes desatascando botones. En realidad soy un mentiroso, a quién pretendo engañar. Todos estos años han sido una fantasía. Peor aún, una farsa. Mi PSP no enciende, nunca lo hizo, defectuosa como todas y cada una de las unidades vendidas desde diciembre de 2004.Ahora espero la llegada de un foreigner que me grite barbaridades, es maravilloso tener un blog.

  2. Brillante. Otrora suscribo plenamente lo de la falta de fe de la propia Sony en la consola, sigo esperando avalanchas de Only fors que al principio de la vida de PSP hubiesen situado al hardware en la cresta de la ola, de verdad de la buena.PD: Escribes estupendamente, creo habértelo dicho en alguna ocasión. Podrías vivir de ello si te lo propusieras.PD2: Ya veo, no escribes más por los dolores de la batería de muñeca de PSP. Maldito viral marketing xD. Creo que mañana me tocará a mí marcarme un nuevo artículo en mi blon.

  3. Se me olvidaba:Aunque me encanta el catálogo de PSP, Sony ha creado un maquinón que no ha terminado de apoyar a lo bestia como yo esperaba. Por momentos, dejaron a PSP apartada en varias ferias y eso se ha notado muchísimo a nivel de lanzamientos. Por otro lado, es una consola infinita al contar con el catálogo de PSX.SONY MALA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s